Filtro activo    


BUSCÁ TU MARCA AQUÍ

.X.MARCA
 
.X.ZONA
Provincia
Ciudad
Barrio
  

Shoppings
SEGUINOS Portal de Marcas en FacebookPortal de Marcas en TwitterPortal de Marcas en LinkeInRSS Feed del Portal de Marcas
Galería de imágenes
Notas principales [ + ]  
Famosos que odian las redes sociales
El destape de las famosas
Lo que dejo el BAFWEEK
Noticias [ + ]  
Por qué se siente vibrar el celular cuando no vibró realmente
Noches templadas: tres looks de fiesta
Siete consejos para proteger su cuenta de Instagram ante los delincuentes informáticos
Gacetillas [ + ]  
En busca del vestido de novia ideal
Elegí el jean ideal según la forma de tu cuerpo
Looks para ir a la oficina
Prensa   
          Verano en la ciudad: trucos de maquillaje para simular el efecto bronceado
Las claves y consejos profesionales para darle a la piel un tono dorado con apariencia natural, sin necesidad estar horas lagarteando. Ideal para las que no se fueron de vacaciones o no quieren exponerse demasiado al sol.

Un tono bronceado en la piel es casi indispensable para que la ropa veraniega luzca mejor y a algunas hasta ayuda a levantar el ánimo. Pero sin vacaciones o pileta a mano, o si por alguna razón es necesario escaparle completamente el sol, se puede recurrir a algunos trucos de cosmética. 

Para eso, el maquillaje puede ser un buen aliado. ¿Cómo lograr el efecto buscado? Acá te damos algunos tips.

Con una base más oscura que la piel. Para que la apariencia no sea demasiado artificial, se deben elegir hasta dos tonos más oscuros. También hay que tener en cuenta la pigmentación de cada una. En las pieles demasiado blancas, nunca deberían colocarse productos con una tonalidad que tienda al naranja. En cambio, irían bien las presentaciones en la gama del beige. Las más morenas, por su parte, pueden intensificar el color en mayor medida. El siguiente paso será aplicar un polvo translúcido en las zonas con tendencia a la transpiración, como la frente, las aletas de la nariz y el bozo.

Con un bronzer. Estos productos buscan simular el efecto de varias horas al sol. Hay distintas versiones: en crema (tipo BB cream), polvo volátil o más compacto, tipo rubor. También vienen en acabado mate o satinado. Los de textura líquida se pueden aplicar directamente sobre la piel y los que son en polvo, luego de la base (del mismo tono del cutis) y con una brocha grande. El gran secreto para no quedar demasiado cargada de maquillaje (y hacer un revival del personaje de la cosmetóloga de Juana Molina de principios de los 90) es buscar un lugar con buena luz e ir aplicando de poco el producto y si es necesario, ir aumentando la cantidad.

Un consejo fundamental:  en cualquiera de las opciones elegidas, debe maquillarse con el mismo producto el cuello, el escote y las orejas. Porque de lo contrario saltará a la diferencia de tonalidades.

En sincronía. Para completar el cambio de imagen, la recomendación es elegir para los labios y los ojos tonos cálidos, en todas sus gamas. El rubor más adecuado: de un tono cálido o rosado.

Además, por supuesto, los autobronceantes, en crema o mousse, también están recomendados. Dejan la piel divina y con un estilo natural. Aunque, también requieren de mucha prolijidad para su aplicación y para una salida inminente, el maquillaje siempre resulta mucho más a mano.

 

 

Fuente: www.entremujeres.com

Fecha: 28/01/2016

Compartir Enviar por e-mail Compartir en Facebook Compartir en Google Bookmarks Compartir en Delicious Compartir en Sonico Compartir en MySpace Compartir en Digg Compartir en Technorati Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Compartir en Mixx